fbpx
Transporte gratuito en pedidos superiores a 50€

Las mechas écaille que llenan tu cabello de brillo y elegancia

Las mechas écaille en francés o tortoishell en inglés, son la tendencia que no solo llega para impresionar durante una temporada, sino que vienen para quedarse gracias a su efecto de elegancia y sutileza en el cabello de quienes las poseen. El nombre de las mechas écaille viene por el degradado de la concha de las tortugas y el iluminado que se les otorga cuándo les pega directamente el sol.

Estas mechas se caracterizan por ser suaves y mucho menos notorias que las mechas californianas. En las melenas rubias oscuras o castañas claras, las mechas écaille se ven muy bien ya que aportan sutilmente luminosidad y un brillo totalmente natural. Para las mujeres que prefieren los cambios sutiles y ligeros, estas mechas son la mejor opción.

¿Qué son las mechas écaille?

Estas mechas son conocidas como écaille que traducido es tortuga o también se puede denominar como caparazón de tortuga y son hechas por medio de una técnica que busca imitar el efecto que hace el sol cuándo choca con el caparazón del precioso animal. Las mechas écaille pueden ser un poco parecidas a las mechas balayage o a las mechas ombré, sin embargo, su acabado es mucho más sutil y suave y por ello ha adquirido tanta fama en las últimas temporadas.

Esta clase de mechas actualmente pueden ser usadas en cualquier color de cabello, no obstante, favorecen especialmente a las melenas chocolate o castañas que buscan un cambio de look ligero o regalarle un poco de brillo a cabello sin llegar a la exageración.

¿Cómo las mechas écaille se han dado a conocer?

Las primeras mechas que se volvieron tendencia fueron las californianas, las cuales fueron muy importantes ya que de ellas derivan muchos otros estilos de mechas. Fueron creadas en la época de los años 70 por el estilista Francés Jean Dessange. El acabado de las mechas californianas buscaba imitar el efecto del sol en el cabello durante un verano en la playa. Las mechas californianas llenaban el cabello de diversión y brillo al dejar la raíz del tono natural del cabello y posterior cambiar de tono drásticamente a medida que se iba llegando a las puntas.

Una vez pasada esa tendencia llegaron a la puerta de la fama las mechas balayage, que también fueron originadas en Francia. El término balayage significa “barrer” en idioma Francés y las hermosas mechas fueron bautizadas con ese nombre debido al efecto que causaba en el cabello, en el cual se iba barriendo desde la raíz del cabello hasta la punta unos tonos que iban en degradé y como resultado final quedaba un cabello brillante y especialmente con aspecto de iluminado natural.

El último grito de la moda han sido las mechas écaille, que algunos consideran no son más que la versión actualizada y sofisticada de las mechas ombré; las cuáles aportan luces muy naturales al cabello empezando desde la parte media hacia abajo, ofrecen un volumen asombroso y armonioso. Estas mechas van de la mano especialmente con aquellas mujeres de tonos morenos o pelirrojos.

Otras personas pueden llegar a pensar que las mechas écaille son una versión mejorada de las mechas balayage, no obstante, todas las mechas tienen una técnica y un acabado distinto. En su caso las mechas écaille le aportan al cabello brillo, y elegancia multidimensional y gracias a eso se han vuelto las favoritas de muchas celebridades en la alfombra roja y muchas modelos de alta gama asisten a sus sesiones de fotos o desfiles luciendo estas impresionantes mechas.

¿Cómo se obtiene el efecto de las mechas écaille?

El efecto de las mechas écaille es un poco difícil de lograr, así que es muy recomendable que si no cuentas con la experiencia o el conocimiento para realizarlas en casa es mejor que lo dejes todo en manos de un profesional y en el sitio indicado.

Lo primero que se debe hacer para lograr el efecto écaille es oscurecer el cabello por medio de baños y aplicar reflejos oscuros que estén por debajo incluso del color natural de tu melena.

Seguidamente se debe hacer una coloración suave en la raíz parecida a unos reflejos débiles para ir dando paso al efecto de degradado que debería ser mucho más sutil que el efecto que se consigue en las mechas ombré. Las mechas écaille deben ser realizadas bajo el concepto de reflejos delgados y finos, que son favorecedores en melenas castañas o rubias oscuras.

¿Qué tonos se pueden usar en las mechas écaille?

Afortunadamente los tonos que se pueden usar en las mechas écaille son demasiados, dando así rienda suelta a la imaginación y poder para escoger el que mejor vaya contigo. Los colores van desde castaños, dorados, cobrizos, chocolates, caobas o rubios oscuros.

Estas mechas buscan el equilibrio perfecto con los tonos fuertes y los opacos. Los tonos deben ser más claros y suaves en la parte media del cabello y en las raíces, y poco a poco ir en degradé para dejar los tonos más fuertes y dorados en las puntas. Los tonos más suaves deben ser utilizados inteligentemente en la zona frontal de la cara.

El resultado de las mechas écaille es mágico ya que favorece a tu cabello, tu rostro y tu aspecto en general haciendo que luzcas diferente y rejuvenecida. A la hora de hacer unas mechas écaille lo que se debe tomar en cuenta es la armonía entre los cambios de colores y la luz que se debe aplicar al cabello para lograr un resultado fenomenal.

Consejos para realizar las mechas écaille

Si sientes un poco de inseguridad con tu estilista o crees que no conoce bien el estilo que deseas aplicarte, recuerda explicarle detenidamente el resultado que quieres y es recomendable que lleves una foto o una captura de alguna persona famosa que luzca las mechas écaille como a ti te gustaría.

Tómate tu tiempo y explica detenidamente todo el proceso que quieres que se realice al momento de hacerte las mechas écaille. Como que se oscurece principalmente el cabello y luego se va añadiendo luces y brillo mediante las mechas desde la parte media e intensificando el tono hasta llegar a las puntas.

Si te sientes un poco insegura con respecto al tono que debes usar o si debes hacer algún corte en especial, pídele a tu estilista una opinión profesional que de seguro te va a saber orientar basándose en la forma de tu cara, tu tono de piel y tu tipo de cabello.

Los tonos que escojas no deben ser muy distintos unos de otros, esto se debe a que en el efecto de degradado la diferencia debe ser muy poca para que luzca natural.

Si no quieres dejar que tu estilista escoja los tonos por ti, entonces debes tener muy en cuenta que tonos te favorecen y los que no. Si eres de piel como la nieve debes hacerte las mechas a base de tonos fuertes y pesados como el oro para suministrarle al cabello vida y despertar el contraste con la piel y si por el contrario tu piel es más oscura debes escoger colores como medios y oscuros para que tu piel luzca naturalmente bronceada por el sol y armoniosa con tu cabello.

Una vez las mechas écaille hechas, también debes tener en cuenta el cuidado del cabello en casa. Te recomendamos los siguientes productos:

Añadir dirección

España

La Central de Peluquería
Logo
Enable registration in settings - general